Historia

La trayectoria de Finques Vallhonrat en el sector inmobiliario se inició en el año 1956 con Miquel Vallhonrat i Brau y su hijo Pere Vallhonrat Guiu, que contaban con el inestimable asesoramiento de su gran amigo Josep Colomer Fortino.

Sus inicios fueron como propietario de urbanizaciones bajo el apoyo de la Ley del Suelo de Protección de la Vivienda de Renta Limitada del 15 de julio 1954.

El consejo

Con el consejo de Josep Colomer Fortino, que era administrador de fincas, Miquel Vallhonrat i Brau gestionó un expediente para edificar un edificio de viviendas de renda limitada. Fue su primera incursión en el mundo inmobiliario que más tarde ocuparía su actividad profesional.

Los primeros años, Miguel Vallhonrat Brau y su hijo Pere Vallhonrat Guiu, ubicaron  Finques Vallhonrat, en la antigua casa de la familia, calle Martínez Anido, número 6 de Rubí. Unos inicios modestos para un futuro prometedor.
De hecho, el año 1956 había pocos emprendedores en el sector inmobiliario y Miquel Vallhonrat i Brau  era uno.

La urbanización de Can Oriol, la inició el Sr. Pous al 1957 y posteriormente la familia Vallhonrat siguió con Can Oriol medio, Can Oriol alto y la Serreta, donde se creó la Avda. Estatut. También parcelaron y vendieron la Perla del Vallés, parte dels Avets y de Can Serrafossá.

Empezaba una nueva década, la de los setenta, con nuevos retos para la empresa y mucho trabajo de antemano. A partir de 1970 hasta el 1977, Finques Vallhonrat abrió nueva sede en Barcelona, Ronda Sant Antoni nº 46 Entresuelo. Con el nombre de Edificio Fortuna, la empresa vendió en el 1972, el primer edificio de viviendas en Rubí.

La década de 1970

En la década de 1970, Finques Vallhonrat también trabajaba en la promoción y venda de suelo industrial. En el año 1977 se empezó a vender el polígono mixto de Can Rosés, considerado el mejor polígono urbanizado de Rubí.

A partir del 1970, la Empresa se traslada  a Rubí , el número 80 del Passeig Alfons Sala, actual Ps. Francesc Macià, desde donde Finques Vallhonrat sigue dando servicio a sus clientes y administrados.
De todas, la mayor promoción vendida por la empresa fue Residencial Nou Rubí en el año 1979.

Contaba con más de 500 viviendas y formaba parte de la última fase de las torres de Rubí. El trabajo y la familia, han estado siempre vinculados a la historia de la Empresa. En el año 1981 se aprobó definitivamente el Plan General de Ordenación de Rubí, donde se actualizaron las normas urbanísticas i de edificación.

La empresa renovó sus instalaciones en el año 1994, donde restauramos la fachada y el acondicionamiento interior dió una imagen de modernidad y eficiencia a la Empresa.
La incorporación de Nuria Vallhonrat Miralles en el año 1997 hace que la empresa continúe con la tradición familiar.

El año 2003, les exigencias de la calidad de Finques Vallhonrat se vieron recompensadas con el Certificado ISO 9001:2000 que nos concedieron. Este compromiso con el control de calidad de todas las áreas de la Empresa, se han visto reafirmadas con la renovación anual del certificado.

Cincuenta años y tres generaciones. Son unas breves palabras que definen la trayectoria de Finques Vallhonrat en el sector inmobiliario, una empresa con profundas raíces que mira al futuro con la confianza del trabajo bien hecho.